La regla del 95-5 para el éxito en la salud (Basado en la regla del 80-20)

La regla del 95-5 para el éxito en la salud (Basado en la regla del 80-20)

¿Has oído hablar de la regla del 80-20? Es probable que sí. Si no es así, es algo bastante simple y potente:
A un economista italiano llamado Vilfredo Pareto se le ocurrió lo que se conoce como el “principio de Pareto” en el siglo XIX.
Lo que descubrió fue que:
El 80% de la tierra en Italia era propiedad en un 20% de la población
Descubrió que esta disparidad era generalizada. Por ejemplo, observó que el 20% de las vainas de guisantes en su jardín contenía el 80% de los guisantes!
Más tarde, el Principio de Pareto se ha ampliado a los negocios, y se entiende comúnmente en los negocios que: El 80% de sus ventas provienen del 20% de los clientes.

En la salud y en la vida, también he encontrado el principio de Pareto en acción. Pero en lugar de ser 80-20, la proporción parece ser aún más extrema, más como 95-5.
He aquí algunas observaciones:
  • Sólo el 5% de las cosas que puedes hacer podría aportarte el 95% de tu salud y felicidad a largo plazo.
  • Por lo general, invertimos el 95% de nuestro tiempo en cosas que no nos traen verdaderos resultados a largo plazo!

En general, invertimos mucho tiempo en pequeñas cosas que no tienen verdadera importancia, y no el suficiente tiempo en las cosas que REALMENTE importan.
Y lo que es curioso es que casi todos los autores que escriben sobre la salud  quieren que creas que este 95% que sólo te aporta el 5% de tus resultados es súper importante. Y te hacen olvidar el 5% que realmente importa.

¿Cuál es ese 5% que realmente importa? Aquí están algunos de mis hallazgos:
  • Tu dieta. Mayormente o completamente compuesta de alimentos crudos. Baja en grasa, llena de frutas y verduras – evita la carne, los productos lácteos, los alimentos refinados, aceites y sal.
  • Tu programa de ejercicios – realizar por lo menos 30-45 minutos al día en promedio, y prestando atención a todos los elementos del entrenamiento (aeróbicos, fuerza, flexibilidad, etc)
  • Tu sueño – Dormir lo suficiente (generalmente 7 o más horas para la mayoría de la gente).
  • El acceso al agua limpia, aire puro, recibir suficiente luz solar, etc
  • Evitar las drogas y estimulantes – recetadas, o ilegales. Incluye el café, cacao, alcohol, etc.
  • Equilibrio emocional, relaciones sanas, amor, etc.
  • Eliminar el estrés de tu vida
  • Expresar tu creatividad, tu talento, haciendo algo que te gusta

Hay algunos más – estos se llaman los “aspectos esenciales de la vida”. ¡Y estas son las cosas que realmente importan! Este es el 5% que te da el 95% de tus resultados.

Pero, ¿qué en qué otras cosas quieren algunos autores que inviertas tu tiempo? En gran parte, en prácticas y técnicas no comprobadas, y en pequeñas cosas que pueden traerte mínimos beneficios, pero nada que pueda compararse con los “peces gordos”.

He aquí algunas de estas prácticas de salud que posiblemente sean una pérdida de tiempo:
  • Buscar un tipo particular de agua “especial”
  • Muchos súper-alimentos y suplementos
  • Insistir en el consumo de alimentos totalmente orgánicos, al tiempo que se toman otras drogas y estimulantes
  • Caminar descalzo sobre la hierba al amanecer
  • Comer arcilla
  • Buscar carne orgánica, pescado orgánico, productos lácteos orgánicos (en lugar de no consumir estos productos en primer lugar)
  • Beber jugo de pasto de trigo, sin cambiar el resto de tu dieta
  • Beber tu propia orina
  • Usar plata coloidal
  • Eliminar tus empastes de mercurio (en su mayoría, puede ser más peligroso eliminarlos)
  • Terapia termo-auricular
  • Mezclas de hortalizas en polvo
  • Los suplementos de enzimas
  • Limpieza de colon y enemas

La lista en realidad es interminable. La mayoría de estas prácticas no están comprobadas, y algunos pueden ser francamente peligrosas. Algunas de ellas pueden ser beneficiosas, pero los beneficios son muy pequeños en comparación con los elementos esenciales de la vida que he mencionado anteriormente.

Pero lo principal es que te distraen de lo que es *realmente importante*, que es el 5% que hace toda la diferencia!

¿Te estás distrayendo?
¿Estás gastando tu tiempo y energía investigando cosas que en realidad no hacen una diferencia?
En lugar de pasar la tarde investigando en Internet sobre el suplemento más novedoso que *posiblemente* podría mejorar tu salud, ¿por qué no salir a dar una caminata?
En lugar de gastar $300 al mes en “súper alimentos”, ¿por qué no contratar a un entrenador personal para ponerte en forma? O gastar ese dinero en frutas y verduras?
¿Por qué no hacer algunos cambios que *realmente* marcarán la diferencia?

Y, por cierto, la razón por la que estas cosas no son populares es que la mayoría de la gente ya las conoce, ¡pero no las están haciendo!

Concéntrate en el 5% de lo que importa, y la salud vendrá por sí misma.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario