Cómo Vencer la Candidiasis: Comprender el Verdadero Problema

A menudo me hacen preguntas acerca de la candidiasis. Muchas personas me dicen que quieren deshacerse de sus problemas de candidiasis, pero tienen miedo de comer mucha fruta. Ellos quieren saber la mejor manera de resolver este problema de forma natural.
Aquí está una carta que recibí: “Yo soy 100% crudivegano, actualmente en una fase del programa para la cura de la candidiasis de Gabriel Cousen, el que sigo religiosamente. No he tenido ningún alivio en absoluto de mi candidiasis en más de un año de intentarlo: 30 días de este programa de alimentos crudos, luego otro programa de comida cruda, luego otro programa… ”
ESTO ES LO QUE YO DIGO: La manera de vencer a la candidiasis es simple: tienes que entender que la candidiasis es un problema que viene de comer demasiada grasa, no demasiado azucar. Cuando comemos demasiada grasa, ese exceso de grasa en el torrente sanguíneo disminuye la sensibilidad a la insulina, por lo que el azúcar no es transportada tan rápido como debería hacia las células. Se acumula en el torrente sanguíneo, alimentando el hongo de la candidiasis que está naturalmente presente allí. La candidiasis luego prolifera para “comerse” el exceso de azúcar. La respuesta no es consumir menos azúcar, o tratar de matar la candidiasis – sino ir a la raíz del problema, es decir, consumir menos grasa.

Cómo Vencer la Candidiasis: Comprender el Verdadero Problema

¿Por qué no debo comer todos los aguacates, nueces y semillas que quiero?

Los aguacates, las nueces y las semillas tienen un contenido extremadamente alto de grasa. Cuando se trata de la grasa, no importa tanto su origen, la grasa es grasa. Esta va desde el sistema linfático directamente a la sangre. Demasiada grasa espesa la sangre, haciendo que los glóbulos rojos se agrupen por lo que no pueden llevar el oxígeno a las células. El exceso de grasa también bloquea la acción de la insulina de llevar azúcares a las células, lo que conduce a la diabetes. Es mejor comer pequeñas cantidades de aguacates, nueces y semillas, y no comerlas todos los días. Hay una cantidad más que adecuada de grasa para el cuerpo en las frutas, hortalizas y verduras de hoja verde.
A la larga, lo mejor es alejarse del deseo de sentir una sensación de pesadez después de las comidas, ya que esto es un indicador de que el sistema digestivo está sobrecargado de trabajo. Para sentirte satisfecho, lo mejor es comer grandes cantidades de fruta dulce, que puede pasar por el estómago rápidamente, pero calmará el hambre verdadera por horas. El hambre verdadera es una sensación que se siente principalmente en la garganta baja, al igual que la sensación de sed, pero un poco más abajo, cerca de donde se encuentra la “muesca en forma de V” en la parte inferior del cuello. Al contrario de lo que se cree comúnmente, el hambre no se siente en el estómago. La sensación se siente en la parte profunda de la garganta, una sensación que es similar a un dolor leve. En materia de salud, cuando se siente hambre verdadera, no hay ninguna urgencia por la comida ya que el cuerpo sabe que tiene reservas para su uso en caso de necesidad. Debes estar cómodo en todo momento en tu cuerpo. La sensación del estómago es a menudo el resultado de la contracción de las paredes musculares del estómago después de la tarea digestiva que ocurre al final de la última comida. Si percibe una sensación de hambre acompañada de sentimientos de debilidad, dolores de estómago, dolores de cabeza o molestias en otras partes del cuerpo, es un signo de abstinencia de sustancias nocivas. Una persona sana puede saltarse una comida o dos sin experimentar sentimientos de debilidad o malestar.

Tengo candidiasis o una infección de hongos, y me han dicho que para evite el exceso de azúcar. ¿Cómo puedo comer tanta fruta dulce si está llena de azúcar?

El exceso de grasa es el culpable de la candidiasis, no el azúcar, per se. Cuando los niveles de grasa en sangre aumentan, también lo hace el azúcar en sangre, porque el exceso de grasa inhibe el desempeño de la función de la insulina, que es escoltar el azúcar hacia afuera de la sangre. El exceso de grasa recubre las paredes de los vasos sanguíneos, los sitios receptores de insulina de las células, las mismas moléculas de azúcar, y la insulina con una capa fina de grasa, bloqueando e inhibiendo así la actividad metabólica normal. El exceso de azúcar en la sangre es tan mortal como una deficiencia de azucar, y puede tener como resultado una enfermedad grave o la muerte. Los hongos, o la candidiasis, es una presencia constante en la sangre; sirve como un mecanismo de preservación de la vida, que florece cuando hay un exceso de azúcar en la sangre para reducirlo a un nivel no amenazante. Cuando el azúcar es distribuido y utilizado por las células del cuerpo, el hongo muere rápidamente como se supone que debe hacerlo. Si los niveles de grasa permanecen crónicamente altos debido a una mala dieta, el azúcar permanece en la sangre y alimentará a las grandes colonias de candidiasis en lugar de alimentar a los 18 billones de células del cuerpo. Hambrientas de su combustible, estas células ya no pueden metabolizar la energía y te sientes cansado, y desgastado. Debido a que todos los carbohidratos, grasas y proteínas que comemos se convierten en azúcar simple (glucosa) para que puedan ser utilizados por las células como combustible, la manera de salir de este ciclo no es comer menos azúcar, sino consumir menos grasa. Cuando los niveles de grasa bajan, el azúcar empieza a ser procesada y distribuida de nuevo, y los niveles de hongos caen porque no hay azúcar disponible en exceso.

Para concluir, el consejo que doy a las personas que me preguntan acerca de la candidiasis es seguir una dieta muy baja en grasas durante un tiempo, evitando todos los aceites, nueces y aguacate. El problema se resuelve generalmente en unas pocas semanas, si no en unos pocos días. A menudo, la gente ha estado luchando con esto durante años y obtienen un alivio inmediato al hacer esta dieta baja en grasas. Después de ese período, se pueden reincorporar pequeñas cantidades de alimentos grasos.

Un testimonio personal: una amiga mía regresó de Cuba, donde sólo comía frutas y verduras crudas, junto con agua de diferentes cocos, sin alimentos grasos. Lo hizo durante 6 semanas y recuperó de un problema de candidiasis que, en sus propias palabras, “parece haber sido eterno.”
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario