6 Tipos de Crudívoros

Me involucré en el movimiento de la alimentación cruda en 1997. Así que han pasado alrededor de 15 años, y durante ese período he conocido a un MONTÓN de personas interesadas en este estilo de vida. 
He vendido centenares de miles de ejemplares de mis libros y productos, y muchas personas se han puesto en contacto conmigo a través de los años para hacer preguntas y compartir sus comentarios.
También tengo la oportunidad de conectarme personalmente con muchos de ellos en los pocos eventos en vivo en los que participo todos los años.
Hay diferentes tipos de partidarios de los alimentos crudos. A veces, la gente cambia de un tipo a otro. A veces abandonan esta dieta completamente.
Así que aquí están, basados en mis observaciones, los cinco tipos diferentes de crudívoros. No voy a discutir, por supuesto, las variaciones en la filosofía dietaria (como 80-10-10 vs Gabriel Cousens). Sino más que nada el estilo de vida. ¿Cuál eres tú?

6 Tipos de Crudívoros

Aspirantes a Crudívoros

Este tipo de persona idealiza el estilo de vida basado en los alimentos crudos. Tal vez lo hicieron en algún momento cuando eran más jóvenes. En cualquier caso, no lo están haciendo ahora, pero sin embargo están al acecho en los foros de discusión, compran los libros, y piensan en hacerlo algún día.
Sin embargo, debido a las presiones del trabajo y la familia, sus hábitos están demasiado arraigados para cambiarlos por el momento, por lo que su interés en la dieta de alimentos crudos se mantiene en el nivel intelectual.
He conocido a muchos aspirantes a crudívoros, o aspirantes a una alimentación sana por esa razón. Son las personas que tienen una colección gigante de libros de recetas que nunca utilizan, el exprimidor que está acumulando polvo, y la pila de ​​alimentos crudos no usados que han pedido por correo.
Mi consejo para estas personas: No tienen que convertirse 100% en crudívoros para obtener los beneficios de los alimentos crudos. Sólo tienes que cambiar tu desayuno por un batido verde. Luego coman una gran manzana antes de cada comida (15-30 minutos antes, para ser exactos), y coman una ensalada grande todos los días. Conseguirán muchos de los beneficios de los alimentos crudos sin sentirse estresados porque no lo están haciendo perfectamente.

El Hombre Yo-Yo

No es divertido ser el Hombre Yo-Yo, o la Chica Yo-Yo. Estas son las personas que están realmente convencidas de que una dieta de alimentos crudos es la dieta óptima. Tienen toda la teoría, todos los libros, y realmente los han puesto en práctica. Han adoptado una dieta cruda, pero no pueden seguirla.
Son las personas que cuentan la mayor cantidad de días en los que pudieron mantenerse 100% crudívoros, al igual que los fumadores empedernidos saben exactamente hace cuánto tiempo comenzó su último intento de dejar de fumar. Cuando te encuentras con ellos, se quejan porque no pueden seguir con la dieta por más de tres meses a la vez, porque entonces algo sale “mal” y se dan un “atracón” de comida cocida.
Lo peor de ser un hombre yo-yo es que no puedes evitar sentirte muy culpable cada vez que te sales del camino. Lo que es peor: te sientes como si fueras el tipo de persona que no se puede comprometer con sus objetivos.
La chica Yo-Yo también se enferma. Se siente muy bien cuando consume alimentos 100% crudos, pero cuando se sale del camino, su cuerpo es tan “puro” que reacciona negativamente con todos los alimentos cocinados que ingiere.
Así que las personas tipo Yo-Yo realmente tienen lo peor de ambos mundos: no sienten que están obteniendo los resultados de una dieta cruda, y sin embargo, al mismo tiempo no pueden disfrutar de comer alimentos cocinados, ya que los hace sentir enfermos y culpables.
Mi consejo para estas personas: Dejen de ser una pelota de goma. Rebotar entre dos dietas y experimentar culpa y malestar todo el tiempo no es una forma normal de vivir. Lo sé porque yo solía ser un hombre yo-yo. Descubrí que era  mejor mantener una dieta 100% crudívora, o incluir en realidad algunos alimentos cocinados en mi dieta diaria. Elegí la segunda opción porque me resulta más fácil para tener una rutina normal. Si comes alimentos cocinados con muy poca frecuencia (como una vez al mes), tu cuerpo nunca generará la capacidad para digerirla. Eso es así porque las frutas y verduras casi no requieren digestión alguna. Tu digestión por lo tanto se debilita y esa es una de las razones por las que tu cuerpo reacciona tan negativamente cada vez que cambias. Así que elije tu forma de vivir: no hay motivo de vergüenza en ello. Pero ir y venir entre dos extremos (sobre todo cuando uno de ellos supone atracones) no es una forma saludable de vivir.

La Chica Desintoxicación

La Chica Desintoxicación (¡o el hombre!) no es una crudívora. Es alguien que utiliza la dieta de alimentos crudos como una forma de absolverse de los pecados del pasado, ya veces como una justificación para un estilo de vida más hedonista durante el resto del año.
La Chica Desintoxicación puede llevar una dieta normal, con un estilo de vida estresante la mayor parte del año, pero un par de veces al año, encontrará el tiempo para hacer una limpieza de su organismo a base de alimentos crudos. Incluso podría ir a un retiro para crudívoros, como el Instituto de Salud Hipócrates en Florida.
No hay nada de malo en ser una Chica Desintoxicación, siempre y cuando tu estilo de vida en general sea saludable. De hecho, yo recomendaría incorporar algunas dietas de ayuno o de limpieza un par de veces al año como una forma saludable de restablecer tu salud.
La trampa para personas en desintoxicación es utilizar esto como una excusa para darse aún más gustos durante el resto del año.

Los del 80%

A los partidarios de los alimentos crudos les gusta calcular el porcentaje de alimentos crudos que comen, a menudo basándose en métodos muy subjetivos. Cuando la gente dice que come un 80% de alimentos crudos, ¿eso se mide por peso, calorías, o por comida?
En cualquier caso, esta categoría de crudívoro consume entre un 80%, 60%, o 90% de alimentos crudos, dependiendo de cómo eligen calcularlo.
El punto es que han incorporado muchos de los principios de una dieta cruda en su rutina diaria, pero no comen 100% crudo. Su dieta diaria incluye tanto alimentos cocinados como alimentos crudos.
Esta persona puede tener dos comidas crudas al día, y una comida cocinada. O tal vez ingiere un batido de vegetales un par de veces al día, una ensalada grande y un montón de fruta, así como otros alimentos cocinados para obtener calorías y variedad.
La única trampa de este estilo de vida es asegurarte de descubrir el equilibrio adecuado que funcione para ti. A veces tener una dieta que sea casi el 100% cruda con un poco de alimentos cocinados espolvoreados por encima sólo empeora las cosas. Tu cuerpo nunca tiene una oportunidad real para adaptarse a la digestión de los alimentos cocinados, y sigues comiéndolos en pocas cantidades, lo suficiente para molestarte.
En mi experiencia, este estilo de vida funciona mejor si mantienes una rutina constante. Cuanto más te acerque al 100% de alimentos crudos, mejor sería que mantengas una dieta 100% crudívora. Si deseas equilibrar tu dieta entre crudos y cocidos, encuentra las proporciones adecuadas que te funcionan bien.

Los del 100%

Esta categoría de personas sólo representan alrededor del 2-5% de las personas que integran el movimiento de los alimentos crudos, pero ellos son los que reciben toda la atención porque han conseguido el “éxito”.
Algunos de los del 100% viven una vida tranquila y disfrutan de los resultados de su esfuerzo y dedicación, y por supuesto pueden compartir sus ideas con el resto del mundo.
Otros de los del 100% menosprecian a otros partidarios de los alimentos crudos que no tienen una dieta 100% crudívora. Puede que les concedan el beneficio de fallar durante todo el período de transición, pero sin duda pensarán que hay algo malo con ellos si voluntariamente optan por no ser 100% crudívoros.
La dieta de 100% de alimentos crudos puede funcionar muy bien para muchas personas. Pero es totalmente ingénuo pensar que le funcionará a todos o incluso a la mayoría de la gente. Deben haber disponibles otras opciones para que las personas puedan obtener los beneficios de los alimentos crudos, sin tener que ir a una dieta 100% crudívora.
Mi consejo para los fanáticos del 100%: Necesitan relajarse. El hecho de que hayan encontrado algo que funciona para ustedes no significa que todo el mundo pueda o deba hacerlo.

Los Crudiveganos

Se trata de personas que en realidad están mucho más interesadas en la ideología vegana, pero se han convertido en crudívoros como el último capítulo de su evolución vegana. ¡Así que en realidad secretamente se consideran el tipo más avanzado de veganos! (y de comensales, para el caso…)
No todos los crudiveganos son Crudiveganos. Tienes que escribir Vegano con “V” mayúscula. Algunas personas son crudiveganos solo por accidente: simplemente ocurre que comen frutas, verduras y frutos secos. No estoy hablando de esa gente.
Estoy hablando de crudiveganos ideológicos. Si eres un vegano común, puede que te acepten como amigo, porque al menos eres VEGANO. Ellos, por supuesto, tratarán de convencerte para que pases a la siguiente escala de la evolución y adoptes una dieta cruda, pero igualmente te aceptarán en su club.
Si eres una persona con una dieta normal, es probable que te acepten porque todavía no has visto la luz. No eres más que una persona que aún no se ha convertido. No eres exactamente un infiel, sino más bien un triste comensal.
Sin embargo, hay una categoría de personas que no pueden ser amigos de los crudiveganos: los ex veganos. Estas personas son la escoria del planeta. Decidieron ser veganos, pero luego le dieron la espalda a sus creencias y empezaron a comer cadáveres de animales. Lo que es peor: no comparten su experiencia sobre por qué la dieta vegana no funcionó para ellos, y ahuyentan a las personas que desean convertirse en crudiveganos. Estas personas deben ser destruidas públicamente mediante un ataque a su reputación en tantos vídeos de YouTube como sea posible…
Mi consejo para los crudiveganos: ustedes también tienen que relajarse. Cuanto más conviertan su filosofía en un plan “a todo o nada”, más asustarán a la gente común que quiere intentarlo. Algunas personas no estarán de acuerdo con ustedes. ¿Y qué? Hay algo llamado libertad de expresión, y todos tienen derecho a ella, no sólo tú.

Otros Tipos Menores:

Los Simuladores – Algunas personas realmente afirman que son 100% crudívoros, pero de hecho hacen exactamente lo contrario en la vida real. Hay muy pocas de estas personas, pero existen.
Los Ex-Adictos a las Drogas – La dieta de alimentos crudos tiende a atraer a la gente con un pasado de adicción a los narcóticos. No es de extrañar, ya que estas personas a menudo necesitan encontrar otra filosofía de vida para volver al buen camino, ya sea mediante la religión o una dieta crudívora. Creo que es genial que puedan invertir toda su energía en algo positivo. La única cosa a considerar serían las personas “normales” que siguen a esta gente. Asegúrate de tener en cuenta que lo que podría funcionar para ellos puede no ser adecuado para ti.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario