5 Suposiciones Falsas Acerca De La Vida Natural (Desde El Movimiento De Alimentos Crudos)

En la primera parte de este artículo, analicé algunas suposiciones falsas acerca de la vida natural desde la corriente de pensamiento tradicional. En este número, veremos lo que está pasando en el movimiento de los alimentos crudos.


5 Suposiciones Falsas Acerca De La Vida Natural (Desde El Movimiento De Alimentos Crudos)

“Siempre y cuando esté crudo no está mal”

Cuando comencé por primera vez con la alimentación viva hace casi 9 años, el consejo general fue: “come lo que quieras y en la cantidad que quieras. Siempre y cuando esté crudo estará bien.”
Eso me llevó a mí y a otros a cometer ciertos abusos, especialmente en la parte de las grasas.
El hecho de que un alimento sea crudo no significa necesariamente que  sea saludable, así como un alimento “natural” no es necesariamente un alimento saludable.
En mi experiencia, los “alimentos crudos” que la gente tiende a comer en exceso son: frutas secas, nueces, aceites, aguacate, semillas y alimentos deshidratados en general.
Los alimentos en los que debemos enfatizar en la dieta son obviamente las frutas y verduras, aunque a menudo las olvidamos.

“Cuanto menos uno coma mejor se sentirá”

Aunque esto es menos común, definitivamente hay una tendencia en el movimiento de la alimentación viva a recomendar una alimentación frugal extrema. La idea es que ya que la comida está “viva”, no es necesario comer tanto o incluso comer alimentos con calorías.
Este consejo lleva a mucha gente a realizar ayunos frecuentes, ciclos de dietas restringidas seguidas por atracones, y en general no pueden prosperar con una dieta que simplemente no les proporciona suficiente energía y nutrientes.
Aunque es bueno restringir un poco las calorías y los requerimientos calóricos pueden ser un poco menores en una dieta de alimentos crudos, los principios básicos de la nutrición siguen vigentes y por lo tanto es necesario aprender a comer suficientes frutas y verduras en un equilibrio adecuado que nos proporcione suficientes calorías y nutrientes.

“La fruta es peligrosa”

Hay una tendencia en el movimiento de la alimentación viva a desalentar el consumo de frutas y recomendar en su lugar una dieta de vegetales y grasas (aguacates, nueces, aceites, etc.)
Muchas veces se acusa a las frutas de tener un alto contenido de azúcar y ser demasiado híbridas. Algunas personas llegan a acusar a las frutas de “causar cáncer”, lo que ha llevado a más de uno a pensar dos veces antes de añadir otro plátano en su batido.
No voy a entrar en esa discusión, pero permítanme decir que soy de la opinión de que la fruta es un alimento muy saludable y no hay razón para limitar su consumo, siempre y cuando tu dieta sea saludable y baja en grasas. Si deseas leer más información sobre el tema, he escrito un “informe impactante” sobre la controversia de la fruta, que está disponible de forma gratuita en este enlace.

“Puedes consumir tanta grasa cruda como quieras”

Junto con la idea de “mientras esté cruda está bien,” definitivamente hay una opinión generalizada de que “se puede consumir tanta grasa como se quiera y que será saludable para ti, siempre y cuando la grasa esté cruda.”
En mis años de participación en el movimiento del crudismo, he visto a muchas personas terminar en un peor estado de salud que antes por el consumo de grandes cantidades de grasa cruda en forma frecuente.
He escuchado a crudívoros confesar haberse comido un tarro de mantequilla de almendras al día, o comer mezclas de mantequilla de coco y miel con cuchara sopera.
Para que quede claro, vamos a decirlo de nuevo: la grasa en exceso no es saludable, ya sea que hablemos de grasa cruda o cocida.

“La dieta es el factor más importante para la salud”

Aunque no se limita al movimiento crudivorista, un factor común de las personas que cambian a una nueva dieta como la vegana o crudismo es que tienden a centrarse en la dieta por sí sola, como si fuera el único factor importante para la salud.
Lo mismo puede verse en los maníacos del ejercicio que piensan que ejercitarse más los hará más saludables sin importar lo que pase.
La salud es un poco más compleja que eso. Hay muchos factores que pueden influir en ella, incluyendo las emociones, la aptitud, las relaciones, los factores ambientales, el sol y el aire, la espiritualidad y el objetivo en la vida.
Hazte un favor y ve a la dieta sólo como un aspecto de un estilo de vida saludable!
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario